Medidas de bioseguridad

1. Restricciones al acceso y contacto con aves

  • Restringir el acceso de personas a la propiedad y a las aves. El uso de cercos facilita la tarea y permite delimitar zonas, como una zona limpia y una sucia.

  • La zona limpia corresponde al sector inmediato que rodea a las aves, mientras que la sucia se considera infectada con gérmenes y debe ser usada para aquellos manejos que implican contaminación de personas o equipos, como la realización de necropsias o la eliminación de cadáveres.

  • Restringir el contacto con las aves exclusivamente al personal que las atiende. Estas personas no deberían asistir a exposiciones de aves o a eventos donde haya presencia de éstas. Tampoco deberían poseer aves en sus casas. Si algún visitante quiere ver las aves, asegúrese de que lave y limpie su calzado. Una mejor alternativa es manter botas y ropa limpias para que sean utilizadas por los visitantes en el momento de ingresar. Si éstos son propietarios de aves, no debería permitirse que se acerquen a su parvada.

  • Las aves de caza y las acuáticas, migratorias y silvestres no deben tener contacto con su parvada, ya que son portadoras de gérmenes y enfermedades. Si usted mantiene a sus aves al aire libre, trate de tenerlas en un área completamente cerrada con malla de alambre.

  • Mantener a las aves lejos de cualquier fuente de agua que pueda haber sido contaminada por aves silvestres.

  • No permita que otros animales, como perros y gatos, circulen en los galpones de aves.

  • Planificar las nuevas construcciones de sus galpones considerando la cercanía con otras aves y con la de los vecinos, caminos u otras empresas relacionadas con el rubro, como las fábricas de alimento y los mataderos de aves. 

2. Manipulación de aves en forma limpia

  • Entregar ropa limpia y utensilios desinfectados a los trabajadores. 

  • Limpiar concienzudamente y desinfectar equipos y vehículos a la entrada y salida de los planteles.

  • Mantener una muda de ropa sólo para trabajar con sus aves así como de calzado.

  • Antes de ingresar a los galpones refriegue sus zapatos con desinfectante y lávese las manos prolijamente.

  • Limpiar las jaulas y cambiar el alimento y agua diariamente. Retirar el estiércol con alguna frecuencia definida y no esperar que llegue hasta el piso de las jaulas.

  • Antes de volver a ocupar sus galpones con aves, limpiar y desinfectar el equipamiento que estará en contacto con sus aves, incluidas jaulas, nidos, bebederos, comederos y herramientas. Retirar la cama antigua y eliminar el estiércol antes de desinfectar.

  • Aplicar un desinfectante en el galpón previo a la reintroducción de aves.

  • Desechar las aves muertas en forma apropiada. La incineración o el uso de un depósito o foso de cadáveres son alternativas adecuadas que deben usarse respetando las disposiciones legales ambientales vigentes.

  • Intente mantener una filosofía de manejo productivo basado en el concepto "todo adentro-todo afuera" (all in, all-out).

  • Evitar los manejos de aves que las expongan a trabajadores o equipos que puedan transportar virus de enfermedades de las aves.

3. No disemine enfermedades hacia sus aves

  • No transporte aves vivas desde los mataderos y mercados de aves vivas de regreso a sus galpones.

  • Evite comprar aves de desecho de los criaderos.

  • Si usted ha estado cerca de otras aves o propietarios de éstas (por ejemplo, en una fábrica de alimentos), antes de llegar a su casa limpie y desinfecte las cubiertas del auto o camioneta, las jaulas de las aves de corral y el equipamiento.

  • En caso de ingresar aves a su plantel o después de que las aves hayan participado de una feria o exhibición debe mantenerlas en observación y separadas del resto por, al menos, 2 semanas después del evento.

  • Debe mantener a las aves nuevas separadas de la parvada por un mínimo de 30 días.

  • No prestar ni pedir prestado equipos o vehículos de otros planteles. Si usted trae estos enseres a su predio, límpielos y desinféctelos antes de introducirlos.

  • Debe cambiar su calzado y ropa y bañarse previamente antes de volver a ver sus aves si ha estado en otros planteles de aves, mataderos, laboratorios de diagnóstico o en contacto con aves silvestres.

  • Evitar la introducción de equipos y materiales usados por otros planteles como comederos, bebederos y bandejas de huevos. En caso de ocuparlos, debe lavarlos y desinfectarlos previamente.

4. Aprenda a reconocer las señales de las enfermedades infecciosas de las aves

  • La detección temprana es importante para prevenir la propagación de enfermedades en general. Algunos signos y síntomas que debe considerar de importancia, respecto de la influenza aviar, son:

  • muerte súbita,

  • estornudos, respiración dificultosa, secreciones nasales o tos,

  • diarrea aguada y verde,

  • falta de energía o apetito,

  • disminución de la postura, o huevos deformes con cáscara blanda o delgada,

  • aumento de volumen (hinchazón) de tejidos alrededor de ojos, cabeza y en el cuello,

  • decoloración purpúrea de barbillas y cresta.

5. Comunique la presencia de aves enfermas

NO ESPERE. Haga uso del Sistema de Atención de Denuncias del SAG: si sus aves están enfermas o muriendo, llame a la oficina más cercana a su domicilio o al teléfono 600-8181724 . Si no conoce una oficina cercana, comuníquese con Carabineros de Chile.