SAG Bío Bío refuerza acciones de detección precoz de la polilla gitana

-A +A

Región del Bío Bío.- Producto de la detección de masas de huevos y de larvas vivas de la plaga cuarentenaria Polilla Gitana, Lymantria sp., en naves de transporte marítimo que han recalado en puertos de la región del Bío Bío, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) reforzó las acciones de fiscalización con el fin de evitar el ingreso de la plaga.

“Esta polilla es considerada de alta peligrosidad para nuestro país, ataca especies del bosque nativo como coigues, lengas, hualle y raulí, además de otras especies forestales y también  frutales  como manzanos, arándanos, duraznos, entre otras, y se puede diseminar por el mundo a través de las naves de transporte marítimo, por lo cual hemos implementado protocolos de fiscalización cada vez que llega una desde algún país considerado de riesgo”, destacó Jaime Peña Cabezón, Director Regional (TyP) del SAG de Bío Bío.

Sobre los protocolos de fiscalización el directivo explicó que “cada vez que una nave ingresa a nuestro país las agencias navieras deben informarnos su arribo junto con el listado de recalada de puertos de los últimos 24 meses, lo que nos permite verificar el riesgo de cada arribo”.

En este sentido el Director Regional del SAG de Bío Bío indicó que para evaluar el riesgo de las naves que arriban a nuestros puertos existe una categorización por país, definido por la presencia de la plaga, estableciéndose como acuerdo internacional  que cada puerto de riesgo visitado entregue un certificado de verificación de nave libre de Lymantria dispar. “Cuando las naves llegan a uno de los puertos de la región se les solicita este certificado y con luz natural se realiza una exhaustiva revisión de las cubiertas de las naves, ya que la plaga se aloja en los castillos de la nave, debajo de las tapas de bodega y en diferentes lugares de la cubierta en donde la hembra pueda colocar sus huevos”, dijo.

Asimismo, el SAG implementó una red de vigilancia, a través de trampas de feromona, en los puertos de la región y en sectores de riesgo, es decir, en las zonas aledañas a los  puertos, las cuales son revisadas entre diciembre y marzo de cada año, periodo de vuelo de la polilla en el hemisferio sur.

Esta plaga está catalogada como cuarentenaria no presente en Chile  y a partir del  12 de febrero de 2014 el SAG  estableció requisitos fitosanitarios específicos para las naves de transporte marítimo (naves de carga, pesqueras, de turismo, científicas y de pasajeros) que hayan zarpado o permanecido en áreas con presencia de la plaga.

Publicado: 
10 Febrero 2015