SAG termina trabajos de erradicación de mosca de la fruta en Iquique

-A +A

Región de Tarapacá.- Luego de casi cinco meses sin tener capturas de mosca del Mediterráneo –lo que corresponde a tres ciclos biológicos del insecto- el Servicio Agrícola y Ganadero dio por terminados los trabajos de erradicación de la mosca de la fruta en Iquique el 21 de agosto recién pasado, con lo cual se levantaron también las restricciones impuestas en el área cuarentenada de la ciudad.

La buena noticia fue comunicada por la Directora Regional del SAG Tarapacá, Roxana Galleguillo, quien señaló que el trabajo de los funcionarios fue intenso tras la primera captura el pasado 28 de enero, “ya que pese a que nuestra región no produce fruta de exportación, estamos conscientes de las graves consecuencias económicas que esta plaga genera en el sector agrícola, lo que nos llevó a realizar un trabajo muy serio y acucioso de control, hasta lograr la erradicación”.

La captura de un macho de mosca del Mediterráneo (Ceratitis capitata) en una trampa del sistema de vigilancia habitual que mantiene el Servicio Agrícola y Ganadero en Iquique, activó un plan de vigilancia intensiva, aumentando la densidad de trampas alrededor del área de detección. Fue así como el 3 de marzo se capturó una hembra no inseminada, con lo cual el SAG puso en marcha en forma inmediata el Plan de Acciones Correctivas con el fin de erradicar el brote en la ciudad nortina, levantando un área de cuarentena de 7,2 kms. de radio alrededor de cada captura.

Con ello se detectaron 5 moscas más de la misma especie, la última el pasado 25 de marzo, lo que intensificó las tareas de muestreo, tratamiento de suelo, instalación de trampas, descarga de fruta y difusión, con el objetivo de erradicar la plaga. “Lo positivo es que no hubo focos larvarios, es decir, al analizar fruta que se descargaba de árboles de los jardines de las casas o calles de Iquique y analizarla, no se encontraron larvas de mosca del Mediterráneo; lo cual nos permite afirmar que las detecciones fueron muy tempranas, evitando que el insecto comenzara a reproducirse con el fin de generar una segunda generación de mosca de la fruta aquí”, indicó Roxana Galleguillo.

Hecho el estudio del ADN de los ejemplares capturados para determinar su origen, se pudo establecer que ingresaron al país en fruta larvada desde Argentina, Perú, Bolivia, Uruguay, Paraguay o Brasil, lo que da cuenta de la importancia que tiene la colaboración de la comunidad en no ingresar productos de riesgo fitosanitario a Chile a través de los pasos fronterizos.

Cabe señalar además, que el SAG mantiene un constante control en ferias y mercados de abasto sobre el origen de la fruta que se expende, para evitar que sean producto del contrabando que aumenta significativamente la posibilidad del ingreso de plagas al país.

 

Publicado: 
28 Agosto 2015