SAG entrega recomendaciones para visitar el desierto florido

-A +A

Teniendo en cuenta el valor ecológico de muchas de las especies que forman parte del desierto florido en la región de Atacama, el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, entregó una serie de recomendaciones relativas a la protección de este fenómeno natural e hizo un llamado a la comunidad a que visite las zonas con responsabilidad.

Carlos Guerrero Mayorga, director regional (s) del Servicio, mencionó que como institución encargada de la protección de los recursos naturales renovables, es muy importante considerar que “para disfrutar a futuro del desierto florido, es fundamental la protección que hagamos hoy del fenómeno, enseñando a nuestros hijos y a la comunidad la belleza única que tiene y el valor natural que le entrega a nuestra región”.

El directivo destacó que debido a la presencia climática del fenómeno de El Niño, han florecido más de 200 especies, entre plantas anuales (manchones floridos), geofitas (que se desarrollan mayormente bajo tierra) y arbustos pequeños. Todas ellas con un alto grado de endemismo, es decir, existen solo en Atacama o parte del norte del país, por lo que son únicas en el mundo y muy vulnerables.

La vegetación genera, por otra parte, la aparición de una rica fauna, especialmente en base a insectos voladores que se alimentan de polen y contribuyen al proceso de germinación y producción de semillas, que quedarán a la espera de suficientes lluvias para que vuelvan a crecer. Junto a los insectos, aparecen roedores y aves que se alimentan de las semillas disponibles, los que a su vez son alimento de carnívoros, como el zorro y aves rapaces.

Es por ello, indicó Guerrero, que al momento de visitar las zonas florecidas se recomienda transitar siempre por caminos o senderos establecidos, no arrancar plantas ni cortar flores, tampoco extraer bulbos o semillas y no arrojar basura ni encender fuego.

El director (s) del SAG agregó que las flores presentes crecen en las especiales condiciones del desierto, una mezcla única de lluvias, humedad y temperaturas, que no son replicables en zonas urbanas, por lo que no se desarrollarán si la gente quiera llevarlas a casa.

Publicado: 
15 Septiembre 2015