SAG realiza primer taller de Derechos de Obtentor en Chile

-A +A

Con una amplia concurrencia se realizó el pasado 25 de agosto en el hotel Fundador el primer taller de Derechos de Obtentor en Chile, organizado por el Sub Departamento de Registro de Variedades Protegidas de la División Semillas. La cita tuvo como objetivo capacitar a los obtentores de nuevas variedades vegetales y a sus representantes respecto al Derecho de Obtentor, los procedimientos de inscripción y el examen de Distinción, Homogeneidad y Estabilidad (DHE) de acuerdo a la normativa vigente en nuestro país. Además, se adelantaron algunos detalles del nuevo Sistema en línea de Registro de Variedades que estará pronto en funcionamiento.

Entre los asistentes a la jornada de trabajo se encontraban obtentores de nuevas variedades, sus representantes, propietarios de variedades, estudios jurídicos, docentes, miembros del Tribunal de Propiedad Industrial, de asociaciones gremiales y otros servicios públicos, como ODEPA e INAPI, quienes fueron saludados por el Director Nacional del SAG, Ángel Sartori.

“Tenemos una sanidad envidiable como país, por eso el trabajo que realizan ustedes en la búsqueda de nuevas variedades, por ejemplo, para la fruticultura, permite tener cada vez más productos que ofrecer al mercado”, señaló la autoridad nacional del Servicio, agregando que “el SAG visita contantemente otros países para abrir oportunidades de exportación, y al trabajar con ustedes establecemos una asociación colaborativa y virtuosa que beneficia al desarrollo de la economía nacional”, concluyó Sartori.

Por su parte, el jefe de la División de Semillas del SAG, Guillermo Aparicio, hizo hincapié en la importancia del taller realizado, el primero de este tipo organizado por el Servicio: “La protección de variedades es un tipo de propiedad intelectual con muchas particularidades, por lo que para los abogados acostumbrados a tramitar solicitudes de patentes y marcas comerciales, se les hace un poco difícil de entender la parte técnica del trámite. Y por otro lado, a los fitomejoradores se les hace complejo entender un sistema con requisitos legales. Por estas razones, la División Semillas del SAG ha tomado la iniciativa de apoyar al sector con este taller, cuyo objetivo es explicar en detalle los procedimientos y requisitos, tanto técnico como legales establecidos por la Ley”.

Incremento del número de variedades protegidas

Desde el establecimiento de la protección al derecho del obtentor en nuestro país, en 1977, con la Ley de Semillas, el incremento que ha experimentado el número de variedades protegidas ha sido muy grande: “En dicho texto, se denominaba Registro de Propiedad de Variedades o Cultivares, el que actualmente  lleva por nombre Registro de Variedades Protegidas. En aquel entonces el registro comenzó con la inscripción de no más de 20 variedades, de sólo 12 especies, para llegar a lo que es hoy, con 65 especies y más de 750 variedades de especies frutales, agrícolas, forestales y ornamentales”, explica Guillermo Aparicio, agregando que “este incremento sostenido, y el afán de hacer más fácil y expedito el proceso, nos obliga a ser más eficientes. Para ello es imprescindible que los representantes de los obtentores conozcan las exigencias y requisitos que deben cumplirse”.

En este marco, la División Semillas del SAG ha emprendido una serie de iniciativas que comenzaron el año pasado con un taller para dar a conocer los principios básicos de la protección de las obtenciones vegetales, que contó con la participación de expertos de la UPOV. Posteriormente, se ofreció un curso online impartido por dicha organización internacional a profesionales del Servicio y del sector privado. Y dentro de lo más reciente, cabe destacar la implementación  de un sistema informático que estará a disposición de los obtentores y sus representantes próximamente.

Publicado: 
27 Agosto 2015