Certificación fitosanitaria y varietal de plantas frutales

Importancia de las Plantas Certificadas

La certificación de plantas frutales ha sido la respuesta a una necesidad de disponer, por un lado, de un producto de calidad comprobada, y por el otro, con sistemas productivos de plantas de vivero que respondan a las necesidades de seguridad fitosanitaria frente a problemas presentes como el Plum Pox Virus (PPV), y potenciales enfermedades como la Tristeza de los cítricos, entre muchas otras.

El Programa de certificación de plantas frutales es un proceso de producción integral y riguroso, constituido por etapas productivas específicas, sujeto a normas técnicas oficiales que regulan entre otros aspectos, el diagnóstico fitopatológico, la evaluación varietal, aislamiento, manejo agronómico, con el fin de asegurar la calidad sanitaria y genética de las plantas, controlado por el Servicio, en quien recae la responsabilidad final de la certificación. 

Descripción del Proceso 

El proceso comienza con el ingreso de material de propagación vegetal al Banco de Germoplasma, en donde se realizan chequeos fitosanitarios a fin de descartar enfermedades establecidas en las normas específicas de certificación. Una vez analizados estos materiales, el interesado debe presentar una Solicitud de Inscripción de Plantas Frutales, a través del sistema en línea de Semillas y Plantas Frutales (http://csm.sag.gob.cl).

Una vez inscrito el material vegetal, este puede comenzar a multiplicarse para conformar las siguientes etapas, cumpliendo los requisitos establecidos en las normas específicas. El proceso culmina con la entrega de las etiquetas de plantas certificadas, las cuales aseguran que el material es genuino y comprobadamente sano.