Solicitud de Certificación de Subdivisión de Predios Rústicos

Descripción del trámite

Es un trámite que permite certificar un proyecto de subdivisión de un predio rústico para aquellos propietarios que deseen subdividir su predio, sin que implique un cambio de uso del suelo o de su aptitud agrícola, ganadera o forestal, o la validación de los antecedentes de dominio o demarcatorios informados por el solicitante y siempre que cumpla con la normativa vigente.

Consiste en que un propietario de un predio rústico solicita al SAG la certificación de un proyecto de subdivisión, presentando los planos del proyecto y demás antecedentes requeridos por el Servicio. Sobre la base de tales antecedentes y previo examen técnico, el SAG emitirá un certificado que señala que la subdivisión predial propuesta cumple con la normativa legal vigente. Procederá además a timbrar los planos presentados para constancia de la certificación otorgada.

 

¿Cómo y dónde hago el trámite?

En oficina

1- Reúna los antecedentes requeridos.

2- Diríjase a la oficina regional del SAG más cercana al sector en el que se encuentra el predio que se pretende subdividir.

3- Explique el motivo de su visita: solicitar la certificación de subdivisión de un predio rústico.

4- Entregue los documentos requeridos

5- Pague el valor que corresponda.

6- Como resultado del trámite, habrá solicitado la certificación de subdivisión.

En línea

1- Haga clic en "Ir a trámite".

2- Ingrese su clave única, y haga clic en "Autenticar". 

3- Complete la "Solicitud de Certificación de subdivisión de un predio rústico" y pague el trámite.

4- Como resultado del trámite, habrá obtenido el certificado.

 

Ir a trámite

Importante:

  • Funcionarios del SAG procederán a evaluar el proyecto de subdivisión, para determinar si éste cumple con la normativa vigente. 

  • En caso de que el proyecto de subdivisión y el plano cumplan con los requisitos, se procederá a efectuar la certificación del proyecto de subdivisión. Si no se cumple la normativa vigente, el SAG procederá a la emisión de una resolución exenta que será notificada al interesado, indicando las causas del rechazo de su solicitud.

  • Posteriormente a la emisión del certificado, se requiere de una tramitación específica ante el Conservador de Bienes Raíces respectivo.